Principales ventajas de los suelos laminados



Principales ventajas de los suelos laminados

Principales ventajas de los suelos laminados

¿Qué es el suelo laminado?

El origen de estos suelos se remonta hasta el año 1977, cuando la empresa Perstorp Corporation, en plena crisis del petróleo, planteó una lluvia de ideas sobre nuevos nichos de mercado y nuevos productos. De estas ideas, destacó la de Suelo Laminado, que tras dos años de ensayos, en 1979, se empezó a lanzar al mercado, naciendo así una nueva generación de suelos y, por supuesto, de negocio.

Las piezas de este producto están compuestas por varias capas, normalmente todas ellas derivadas de la madera. De todas ellas podemos destacar la capa superior, ya que, una vez instalado el suelo laminado, esta capa se convertirá en la superficie del suelo, y será la que sufrirá un mayor desgaste.

Esta última capa puede llevar un dibujo que imitará alguno de los distintos tipos de madera del mercado (roble, haya, nogal…) aunque la imagen también puede imitar la piedra o la cerámica. También podemos encontrar suelo laminado con acabado rústico que posee un pequeño relieve en las láminas, imitando así la madera rústica.

El tamaño de las láminas de suelo laminado depende de cada fabricante y del modelo elegido, aunque el tamaño más común suele ser entre 1.280 mm y 1.350 mm de largo, y 150 mm y 180 mm de ancho. El grosor de las piezas también puede oscilar entre 6 y 12 mm.

Ventajas del suelo laminado

El suelo laminado no tiene nada que envidiar a otros suelos, al revés, es de los mejores del mercado. La técnica de fabricación de suelo laminado está muy avanzada, fabricando productos de una calidad muy alta y con un estilo único. Los suelos laminados cuentan con muchas cualidades muy buenas, de las cuales os enumeraremos a continuación las más importantes:

– Los suelos laminados son muy resistentes a golpes, rayones e impactos, debido a que su capa superficial es especialmente dura. Y no solo eso, también aguantan muy bien las cargas de muebles pesados, los cuales no dañan al suelo laminado ni dejan marcas de presión en él.

– Son muy resistentes a los rayos ultravioleta, por lo que los rayos de luz solar no decoloran al suelo, ni lo destiñe ni degrada.


– La colocación de los suelos laminados es muy sencilla, si eres más o menos mañoso tú mismo podrás instalarlo. No necesitarás adhesivos ni otro tipo de anclajes, ya que las láminas encajan unas con otras.

– Los suelos laminados son muy buenos conductores del calor, por lo que son perfectos para calefacciones de suelo con circuito de agua caliente.

– Otra característica muy a tener en cuenta es el comportamiento disipador de la electricidad estática de este tipo de suelos.

– Son muy duraderos, en un hogar normal suelen durar entre 15 y 20 años, y además los fabricantes vienen dando una garantía de entre 5 y 25 años, ahí es nada.

– Una de sus principales ventajas es el sencillo mantenimiento de este tipo de suelos, ya que basta con seguir unas instrucciones muy sencillas para que luzca siempre como nuevo.

– Podrás elegir entre una gama muy amplia de diseños de muchas tonalidades y de texturas muy realistas.

– El suelo laminado es un producto muy respetuoso con el medio ambiente, ya que para su fabricación no se producen emisiones volátiles al aire ambiente.

Consejos

Los suelos laminados destacan por su alta resistencia a las manchas y al desgaste por el sol, elije suelo laminado antes que parquet de madera si al suelo de tu hogar la da mucho el sol o puede sufrir manchas debido a que haya mucho tránsito.

Ten muy en cuenta también la resistencia al agua del suelo laminado, ya que si este es de baja resistencia cederá a la humedad y se podrían llegar a doblar los tableros. También es importante fijarnos en el grosos de este, ya que un suelo de mayor grosor aguantará también mejor la humedad y las posibles torsiones.


Principales ventajas de los suelos laminados
Vota este post

Deja un comentario