Suelos Laminados

Ventajas de los suelos laminados

1º. Hermosos diseños

Tanto si te gusta lo moderno como lo tradicional, los suelos laminados Quick-Step y de la marca Disfloor ofrecen un amplio abanico de tamaños de planchas, diversos tipos de diseño de la madera, una infinidad de colores y un sinfín de hermosos biselados y texturas.

2º. Fáciles de instalar

¿Un método fácil, rápido e intuitivo para instalar tus suelos laminados? ¡No, no estás soñando! El sólido sistema Uniclic de Quick-Step y el sistema de Disfloor hace que instalar tus suelos laminados sea coser y cantar, incluso en los rincones más estrechos de la estancia.

3º. Calidad de por vida

Nuetros suelos laminados ofrecen 25 años de garantía y una capa Scratch Guard ultra efectiva que hace que tus suelos laminados sean hasta diez veces más resistentes a los arañazos.

Modelos disponibles en suelos laminados:

Tipos de suelos laminados

Entre toda la variedad, puedes elegir tu suelo laminado perfecto. Pero antes debemos distinguir entre suelo laminado directo, continuo o de alta presión. El primero está formado por tres capas más recubrimiento y el segundo consiste en cuatro capas más recubrimiento.

Los laminados directo y continuo te van a ofrecer un grosor de entre 6 y 12 mm. Las marcas más importantes suelen ofrecer tableros de alta densidad: HDF, por sus siglas en inglés. Suelen ser unos fibrados de pino comprimido con resina sintética a través de un proceso de presión en seco.

Existen algunos laminados con materiales aun más baratos y cuya densidad de tablero es media. Los suelos resultantes también serán más económicos. Evidentemente, su densidad es mucho menor. Tienes que conocer este detalle, dado que, según el que elijas, te asegurarás un buen funcionamiento y una mayor durabilidad.

Rodapié blanco para suelos laminados:

Südbrock Cubre Zócalo (MDF Revestido / 19.100.13.85) - Color: Blanco
  • Longitud: 2,5 metros
  • Hasta una altura de 8,5 cm
  • Material: tablero de fibra de madera recubierto con papel de fondo blanco
  • dimensiones: 2500 x 100 x 19 mm

Por último, los tableros están recubiertos por una capa de decoración, la que decíamos que podía imitar la madera, la cerámica o cualquier otro material. Sobre ella, se pone el overlay, una solución de celulosa transparente con partículas de corindón. Una vez prensado sobre el decorativo, el material queda protegido, en mayor o menor grado, según el suelo laminado que hayas elegido.




Ten en cuenta que cuanto más pequeña sea la densidad, más posibilidades tendrá el suelo de hincharse por la humedad o deformarse, entre otros inconvenientes. Como norma general, los suelos laminados continuos tienen una garantía de entre diez y veinte años, dependiendo del uso y de las especificaciones de la fábrica.

La absorción de agua es lo que hace que se desaconseje su uso en baños, saunas, cocinas… En general, en todos los espacios donde se pueda condensar la humedad.

Otra característica de los suelos laminados es que ofrecen una mayor resistencia a los golpes, arañazos y deformidades. En cambio, las tarimas de madera son mejores, en cuanto al nivel de abrasión y desgaste. Además, los laminados no permiten restauración, lijado o barnizado.


Productos y suelos laminados: