Cómo poner suelo laminado


Cómo poner suelo laminado

Si estás pensando en cambiar el suelo de tu casa, poner suelo laminado es una alternativa muy económica en comparación con otros tipos de suelos, y además, gracias a la gran variedad de acabados en los que están disponibles los suelos laminados se adaptan a todo tipo de estilos decorativos, siendo al mismo tiempo un tipo de suelo muy fácil de instalar.

Podrás instalar tú mismo el suelo laminado de forma sencilla. Sigues los pasos que explicamos a continuación sobre cómo poner suelo laminado donde además te enseñamos todo lo que necesitarás para ello. ¡Manos a la obra!

Qué tipo de suelo laminado poner

Por supuesto, lo primero que debes tener en cuenta a la hora de elegir el suelo laminado es tu gusto personal y cuál te gusta más según la decoración de tu casa, pero no te debes olvidar de otro factor fundamental, su resistencia.

La resistencia y dureza de los suelos laminados se mide de menor a mayor con un código que va desde el AC1 al AC6. Los fabricantes de suelo laminado no recomiendan poner suelo laminado AC1 y AC2 debido a su baja resistencia, pero tampoco es necesario que coloques suelo laminado del más alto nivel de dureza.

AC3 nivel de resistencia medio: recomendado para viviendas en las que haya poco tránsito

AC4 nivel de resistencia alto: recomendado en viviendas con bastante tránsito y para locales comerciales.

AC5 nivel de resistencia muy alto: recomendado para viviendas en las que haya mucho tránsito, y también para algunos locales comerciales y bares.

AC6 nivel de resistencia intenso: recomendado para locales con un tránsito muy intenso, como tiendas, restaurantes, bares, oficinas…

Herramientas y materiales necesarios para poner el suelo laminado

Materiales: suelo laminado, perfiles de transición, aislante, capa antihumedad, adhesivo de montaje y rodapiés.

Herramientas: escuadra, flexómetro, martillo, lápiz, serrucho, pistola de silicona, sierra de calar, ingletadora y kit de instalación de suelo laminado.

Condiciones previas

La habitación en la que vayas a comenzar a poner el suelo laminado deberá estar libre de muebles y demás utensilios para poder poner el suelo cómodamente sin estorbos. También se aconseja quitar las puertas, las cuales tendrás que rebajar cepillándolas o serrándolas antes de volver a ponerlas en su sitio, pues, al terminar la instalación el suelo se habrá elevado.

También se aconseja aclimatar previamente los materiales, colocando los paquetes de suelo laminado en la habitación en la que van a ser instalados y dejarlos en ella durante al menos 48 horas.

condiciones previas poner suelo laminado

Poner suelo laminado paso a paso

Preparando la superficie del suelo

Quita los rodapiés antiguos si no lo has hecho ya antes. Si los rodapiés son de madera seguramente estarán clavados o encolados a la pared, con solo hacer un poco de palanca podrás retirarlos sin problema. Si los rodapiés son de obra, entonces deberás quitarlos usando una maceta y un cortafrío.

A continuación deberás nivelar el suelo, y si ves que este no está plano tendrás que aplicar una capa de pasta autonivelante y dejarla secar antes de poder ponerte a colocar el suelo laminado. Esta pasta es muy sencilla de usar, ya que su propia consistencia logra que se rellenen los desniveles gracias a la gravedad.


Si ves que alguna baldosa no está fija, quítala y rellena el hueco con pasta de mortero. Si el suelo es de moqueta y esta se encuentra en buen estado, podrás dejarla sin ningún problema, ya que la moqueta puede completar muy bien el aislamiento que te proporcionará el suelo laminado. Si la moqueta no está en buen estado, retírala.

Colocando el aislante en el suelo

Con el suelo y la habitación ya preparados, es hora de poner la capa de aislamiento. Desenrolla el material aislante a lo largo de la estancia, empalma las diferentes piezas sin que estas se solapen entre ellas usando cinta americana y sujeta sus bordes usando esa misma cinta americana.

como poner aislante

 

Poner el suelo laminado

El comiendo de la instalación

Generalmente las piezas de suelo laminado se suelen poner en perpendicular a las uniones del aislante que acabas de poner. Empieza colocando las piezas de al lado de una de las paredes, asegurándote de que estas queden separadas de la pared al menos 8mm, espacio que dejaremos para que la madera se pueda dilatar. No te preocupes por este hueco, ya que se tapará más adelante con el rodapié. Ayúdate de las cuñas para dejar dicha separación.

Ahora, pon la primera pieza con su lengüeta hacia la pared, y ves uniendo una pieza tras otra de la fila con el sistema clic, encajando las lengüetas con las ranuras. Cuando llegues al final de la fila, acerca una tabla entera y marca con un lápiz el corte para que esta tabla llegue al final de la fila, tiendo en cuenta las 8mm de dilatación. Corta esta pieza con una sierra de calar o con un serrucho de mano, mete su lengüeta en la ranura de la pieza anterior y ya tendrás instalada la primera fila del suelo laminado.

comienzo poner suelo laminado

Poner el resto del suelo laminado

A continuación deberás seguir poniendo el suelo laminado emplazando la parte sobrante de la tabla anterior en la nueva fila de la instalación, introduciendo para ello en primer lugar la lengüeta del lateral. Encaja el resto de piezas de esa fila y de las siguientes.

Cuando llegues a la zona de la puerta tendrás que salvar sus formas en la pieza del suelo laminado. Para lograr un corte perfecto pon un resto de tabla y siérrala con el serrucho de mano situado casi a plano. Si la habitación tiene esquinas como las que se encuentran cuando hay vigas, columnas o un armario empotrado, deberás aproximar una tabla hasta el rincón y marcar con un lápiz el trozo que deberás quitarle a la pieza, cortando ese trozo con la sierra o con el serrucho, sin olvidarte del hueco de dilatación.

Cuando llegues a la última fila de suelo laminado seguramente también tendrás que cortar las piezas por el lateral largo de estas para así cubrir perfectamente el suelo.

poner resto suelo laminado

Transición entre suelos

Si vas a poner suelo laminado en varias habitaciones tendrás que dejar juntas de dilatación cada ciertos metros, ya que, de no hacerlo, el suelo se puede llegar a levantar. El lugar ideal para hacer esto es justo debajo de las puertas de interior, pues ahí quedaran disimuladas.

Uno estos huecos con una moldura de transición, la cual se instala encajándola a presión sobre el perfil. Puedes comprar la moldura que más te guste o la que mejor encaje en tu decoración o con el color del suelo laminado que estas instalando.

Poner el rodapié

Ya lo tienes casi todo instalado, solo te queda el toque final para tu nuevo suelo laminado, el rodapié. Ponlo por todo el perímetro de la estancia adhiriéndolo a la pared usando cola o clavándolo. Si prefieres esta segunda opción, te recomendamos usar clavos sin cabeza, para que así estos llamen menos la atención.

Para las uniones de los rincones y de las esquinas deberás cortar la pieza correspondiente de rodapié con cortes a inglete, para que así formen un ángulo de 90º en la esquina en cuestión.

No te olvides de asegurarte de que el grosor del rodapié es el requerido para tapar todos los huecos de dilatación.


Cómo poner suelo laminado
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply