Cómo instalar piso laminado flotante en el hogar


Cómo instalar piso laminado flotante en el hogar

Cómo instalar piso laminado flotante en el hogar

El suelo laminado es una muy buena alternativa a la madera, se ve como ella pero no atrae termitas y además es muy sencilla de instalar. Por eso, en este artículo de hoy les mostraremos lo fácil que es instalar un piso laminado con la ayuda de El Rey del Suelo. Para ello necesitaremos las siguientes herramientas:

Herramientas: sierra caladora, cinta métrica, lápiz, pegamento de montaje, gafas de seguridad, cinta transparente, plástico protector, mazo de goma, tablones de suelo laminado, esputa niveladora.

Preparación del piso:

Antes de proceder a la instalación del piso laminado deberemos de hacer una serie de cosas. Lo primero, será limpiar la superficie sobre la que vamos a instalar el suelo laminado, ya sea con un cepillo o con un trapo. A continuación forraremos el piso con un plástico que protegerá a los tablones de futuras humedades. Podemos juntar todas las piezas de plástico usando cinta transparente, siempre cubriendo la totalidad del suelo. Una vez colocado el forro de plástico, lo cubriremos con espuma niveladora, de forma que cubra todo el piso. Podemos pegar todas las piezas entre sí con cinta, sin sobreponer piezas de espuma entre sí.


Colocación de los tablones:

Una vez preparado el piso, procederemos a la colocación de los tablones de suelo laminado. Colocaremos el primer tablón en la esquina superior izquierda, con el lado acabado hacia arriba. Introduciremos separadores entre las paredes y los lados del tablón. Podremos comprar los separadores o hacer unos nosotros mismos, teniendo en cuenta que estos deben ser de entre 0.4 cm y 0.9 cm de grosor y de unos 30 cm de largo.

Ahora seguiremos colocando los tablones siguientes junto a la pared, con sus respectivos separadores. Lo ideal sería empezar por la pared más larga de la habitación. Después colocaremos la segunda fila de tablones encajándolos con la primera fila que pusimos anteriormente. El espacio entre filas debería quedar cerrado, de no ser así podríamos ayudarnos de un martillo. No debemos golpear directamente los tablones con el martillo, ya que podrían romperse.

Seguiremos instalando tablones laminados en el piso hasta haber terminado con todas la filas, asegurando siempre que el espacio entre ellos quede completamente cerrado. Debemos comenzar cada fila con la otra mitad del último tablón que hemos instalado en la fila anterior, ya que así gastaremos menos suelo laminado y conseguiremos que el piso quede más firme, ya que así los tablones no comenzarán ni terminarán alineados. Cuando lleguemos a la pared opuesta seguramente tendremos que cortar tablones para que encajen al final del todo. Entonces, mediremos el espacio que nos queda por rellenar y cortaremos un tablón de la medida que necesitemos usando una sierra caladora. Si tenemos paredes irregulares probablemente tendremos que cortar más tablones, para lo cual deberemos ir midiendo una a una la medida de cada tablón que vaya en dicha pared irregular, para que encaje con el resto.

Una vez instalado el piso laminado, quitaremos los separadores que habíamos colocado anteriormente. Ahora podremos terminar la instalación colocando rodapié, marcos o cualquier otro detalle para finalizar.


Cómo instalar piso laminado flotante en el hogar
5 (100%) 2 votes

Leave a Reply