Cómo colocar suelo laminado


Cómo colocar suelo laminado

Colocar suelo laminado está de moda, es una alternativa bastante barata y existen una enorme variedad de diseños y acabados de suelos laminados capaces de adaptarse a la decoración de cualquier hogar.

Hoy os enseñamos los pasos que debéis seguir para colocar el suelo laminado correctamente, de forma fácil y sencilla. Cualquiera podrá instalarlo siguiendo los pasos que os enseñamos seguidamente.

 

Tipos de suelo laminado

En primer lugar, debemos tener claros cuáles son los tipos de suelos laminados que hay en el mercado para así elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades, y por supuesto, a nuestros gustos.

Los suelos laminados se dividen según su resistencia, la cual se mide con un código que va desde el AC1 hasta el AC6. Ten en cuenta que los principales fabricantes y distribuidores de suelo laminado no aconsejan colocar suelo laminado de nivel AC1 ni AC2 debido a su bajo nivel de dureza. Posteriormente te mostramos el resto de tipos de suelos laminados y en qué circunstancias y locales se recomienda instalarlos:

Nivel AC3: Este tipo de suelo laminado tiene una resistencia de nivel medio, por lo cual es recomendable para casas en la que haya poco tránsito de gente.

Nivel AC4: Los suelos laminados de este nivel poseen una resistencia alta, por lo que se pueden usar en hogares con bastante tránsito e incluso en locales comerciales.

Nivel AC5: La resistencia de estos suelos laminados es muy alta, lo cual los hace perfectos para viviendas con mucho tránsito y también para locales y bares.

Nivel AC6: Estos suelos laminados poseen un nivel de dureza y resistencia intenso, lo que los hace totalmente recomendables para usarlos en establecimientos como tiendas, bares, oficinas, etc.

 

Consejos previos a la instalación

Como es lógico, en primer lugar aconsejamos que retires todos los muebles y posibles obstáculos que haya en la habitación en la que vas a colocar el nuevo suelo laminado, así harás toda la instalación más cómodamente.

Si es posible, también aconsejamos quitar las puertas, no solo por comodidad a la hora de hacer la instalación de suelo, además porque tendrás que rebajarlas serrándolas o cepillándolas, ya que el suelo se elevará un poco tras instalar el suelo laminado.


 

Cómo colocar suelo laminado paso a paso

Preparación de la superficie para colocar suelo laminado

Lo primero que haremos será quitar los rodapiés de la habitación. Si los rodapiés son de madera los quitaremos fácilmente haciendo un poco de palanca. Si son rodapiés de obra habrá que quitarlos empleando una maceta y un cortafrío, costará un poco más pero tampoco demasiado.

Una vez hayamos retirado todo el rodapié, si vemos que el suelo no está totalmente plano deberemos nivelarlo aplicando una capa de una pasta autonivelante, la cual deberemos dejar secar bien antes de instalar el suelo laminado.

 

Instalación del aislante en el suelo

Cuando haya secado la pasta autonivelante, nos pondremos a colocar la capa aislante a lo largo de la habitación, empalmando con cinta unas piezas con otras (sin que estas se solapen) y sujetando sus bordes también con cinta.

 

Colocación del suelo laminado

Ahora sí, podemos comenzar a colocar el suelo laminado. Para ello, empezaremos instalando las piezas de al lado de una de las paredes, colocando la primera pieza de suelo laminado con su lengüeta apuntando hacía la pared y asegurándonos de dejar entre la pieza y la pared un espacio de dilatación de por lo menos 8mm. Para ello podemos ayudarnos de las cuñas para así dejar el mismo espacio entre todas las tablas y las paredes.

A continuación, iremos uniendo una pieza de suelo laminado con otra de la misma fila usando el sencillo sistema de instalación de clic, encajando la lengüeta de una pieza con la ranura de la anterior. Al llegar al final de la fila, marcaremos con un lápiz el trozo sobrante de la tabla (teniendo en cuenta las ya mencionados 8mm de dilatación) y cortaremos la pieza de suelo laminado con un serrucho o una sierra de calar.

Seguiremos encajando las demás tablas de suelo laminado, cortando las formas de las piezas para adaptarlas a esquinas y demás obstáculos. Cuando lleguemos a la última fila es muy posible que tengamos que cortar por el lateral largo las piezas de suelo laminado para terminar de cubrir el suelo.

 

Últimos pasos para colocar el suelo laminado

Para terminar, solo nos queda colocar el nuevo rodapié. Cuando compremos el rodapié deberemos asegurarnos de que este tiene el suficiente grosor como para tapar los huecos de dilatación del suelo laminado.

Colocar el rodapié es algo muy sencillo ya que podemos hacerlo usando cola o clavándolo. Cuando vayamos a unir el rodapié a los rincones y esquinas cortaremos a inglete la pieza en cuestión para que este forme un ángulo de 90 grados.

 

Cómo colocar suelo laminado
5 (100%) 3 votes